PROBIENESTAR TE CUENTA.

¿Sabes qué es la medicina biológica? ¿Para qué está indicada? o ¿Cómo funciona? Éstas pueden ser las principales preguntas que se hacen las personas cuando escuchan sobre una especialidad poco conocida pero muy interesante e importante en la actualidad. Hoy conocerán más sobre ésta y responderemos los interrogantes que seguramente suenan en la mente de nuestros lectores, lo cual los hará acudir a una consulta.

El objetivo de la Medicina Biológica y terapias  no  convencionales  (inadecuadamente  llamadas  complementarias  y  alternativas) consiste  en  lograr para  la  persona  un  estado  de  salud  armonioso  y  equilibrado. Comprende diversas terapias encaminadas a favorecer y reforzar los mecanismos naturales de defensa y la curación del cuerpo humano. Su gran diferencia con respecto a la medicina “tradicional” es su trato  al individuo enfermo de forma específica e impulsar una recuperación total del sistema, estudiando a los pacientes  y  sus  diferentes  maneras  de  manifestar  la  enfermedad  teniendo en cuenta la relación existente entre los diferentes órganos y zonas biológicas del paciente; es eficaz en numerosas alteraciones de la salud, reforzando al organismo frente a cualquier enfermedad.

Esta especialidad médica puede ser el complemento al tratamiento convencional en múltiples patologías como:

  • Dolores Crónicos: Fibromialgia, artrosis, artritis, hernias discales, cefaleas, entre otras.
  • Enfermedades psiquiátricas: Depresión, ansiedad e insomnio.
  • Enfermedades Degenerativas del sistema nervioso central: Alzheimer, demencia senil, Parkinson, entre otras.
  • Enfermedades Degenerativas del cartílago y el hueso como la artrosis.
  • Enfermedades Agudas de repetición en los niños.
  • Trastornos Hormonales en la mujer: Menopausia, menstruación irregular o  dismenorrea.
  • Alergias Ambientales o alimenticias.
  • Problemas en la Piel: Dermatitis atópica, acné, foliculitis, alopecia, psoriasis, etc.
  • Problemas Metabólicos: Diabetes, colesterol o ácido Úrico.

Recuerda que esto NO es una alternativa a la medicina convencional, sino una acción de tipo complementaria, la cual potencia los mecanismos de defensa y permite el uso de medicamentos convencionales, practicada exclusivamente por médicos con amplia formación en la especialidad médica.