PROBIENESTAR TE CUENTA.

¿Estás limpiando los cojines del sofá y tienes sensación de picor en los ojos, comezón en la garganta, estornudas o te gotea la nariz? Seguramente, tu cuerpo ha reaccionado de una manera exagerada a algo tan habitual como es el polvo. Esto se conoce como alergia.

Muchos de los componentes del polvo pueden producir alergia, pero los ácaros son el principal causante de esta molestia. Por eso cuando hablamos de alergia al polvo en realidad nos referimos a alergia a los ácaros. Pero ¿qué son los ácaros y por qué nos afectan tanto? Acá te contamos.

Estos pequeños ácaros (no los podemos observar a simple vista porque sólo miden entre 0.2 y 0.5 milímetros), pertenecen a la familia de los arácnidos y aunque son inofensivos, sus excrementos contienen altos niveles de proteínas alérgicas que pueden desencadenar crisis de asma y otras molestias. Aunque llevemos una higiene personal y del hogar muy estricta, es imposible eliminar todos los ácaros. Sin embargo, podemos tomar algunas medidas para reducir su número y aliviar los síntomas de la alergia.

¿Sabías que como parte de estas medidas existe un dispositivo que nos ayuda a prevenir las alergias?

El Acarzonic es un aparato que actúa a través de ultrasonidos emitidos en una determinada frecuencia provocando una alteración en el ciclo biológico y evitando la reproducción de los ácaros.

Muchas de sus ventajas son:

  • No tóxico
  • Bajo consumo de energía
  • De fácil uso
  • Sin ruido
  • Sin olores
  • Sin químicos
  • De larga duración

Lo puedes conseguir en nuestras oficinas de Probienestar a un precio exclusivo por ser miembro de nuestra gran familia. Bríndale a tu familia un ambiente seguro y libre de alergias utilizando el Acarzonic y evita que los ácaros hagan de las suyas.

Recuerda además del uso diario del Acarzonic y de una buena limpieza en el hogar, visitar periódicamente al médico alergólogo para llevar un chequeo de tu alergia.