PROBIENESTAR TE CUENTA.

Los calambres en las piernas durante la noche, también llamados calambres nocturnos en las piernas son contracciones involuntarias y dolorosas o espasmos de los músculos en las piernas, que por lo general ocurren cuando estás acostado. Por lo general los calambres en las piernas durante la noche afectan los músculos en la pantorrilla, aunque los músculos en los pies o muslos también se pueden acalambrar. El estiramiento forzado del músculo contraído alivia el dolor.

La mayoría del tiempo no es posible identificar la causa de los calambres nocturnos en las piernas. En general, los calambres nocturnos en las piernas se deben probablemente a la fatiga muscular y a problemas nerviosos.

El riesgo de padecer calambres nocturnos en las piernas se incrementa con la edad. Las mujeres embarazadas tienen mayor probabilidad de tener calambres nocturnos en las piernas. Se sabe que hay varias enfermedades, como la insuficiencia renal y la lesión a los nervios por diabetes, que causan los calambres nocturnos en las piernas. Sin embargo, si tienes una de estas enfermedades, probablemente lo sepas y tengas otros síntomas además de los calambres nocturnos en las piernas.

Algunas enfermedades y/o condiciones que a veces pueden asociarse con los calambres nocturnos en las piernas son las siguientes: Enfermedad arterial periférica, Insuficiencia renal, cirrosis hepática, diabetes, hipotiroidismo, deshidratación, embarazo e incluso la fatiga muscular.

¿Cuándo consultar al doctor?

Para la mayoría de las personas, los calambres en las piernas durante la noche son principalmente una molestia, algo que te despierta sobresaltado ocasionalmente. Sin embargo, en algunos casos, es posible que debas consultar a un médico.

  • Calambres persistentes e intensos.
  • Calambres en las piernas durante la noche luego de haber estado expuesto a una toxina, como plomo.
  • Problemas en tu desempeño durante el día debido a que los calambres en las piernas interrumpen tu sueño.
  • Debilidad muscular y atrofia (diminución de la masa muscular como signo visible) con los calambres de las piernas.

Entre las actividades que pueden ayudar a aliviar los calambres en las piernas durante la noche puedes realizar las siguientes: Flexionar el pie hacia arriba en dirección de la cabeza, masajear el músculo acalambrado con las manos o con hielo, caminar o sacudir la pierna, beber mucho líquido para evitar la deshidratación, o darse una ducha tibia. 

Probienestar te invita a cuidar tu salud. Recuerda que puedes comunicarte con nosotros para asignar tus consultas con especialistas médicos.