PROBIENESTAR TE CUENTA.

Visitar al médico de forma regular es la oportunidad para revisar y tener un control de salud de rutina de los niños. Conocer cómo está el crecimiento y desarrollo, tener la posibilidad de consultar cualquier inquietud siempre da tranquilidad a los padres. Idealmente, ambos padres deberán asistir a estas primeras visitas al médico.

 Estas citas le dan a usted y a su pediatra la oportunidad de conocerse e intercambiar preguntas y respuestas. No se limite a preguntas médicas; su pediatra también es experto en asuntos generales de atención infantil y un recurso valioso si busca ayuda para la atención infantil, grupos de apoyo para padres u otra ayuda externa. Muchos pediatras proporcionan hojas informativas que cubren las inquietudes más comunes, pero es recomendable hacer una lista de preguntas antes de cada visita para que no olvide alguna que sea importante.

¿EN QUÉ CONSISTE EL CONTROL DE SALUD DE RUTINA DEL NIÑO?

Se trata de las citas médicas a las que se llevan a los niños con el fin de evaluar su crecimiento y desarrollo con relación a la edad. Estas citas de control de salud de rutina permiten determinar si hay algún problema en su desarrollo y corregirlo a tiempo.

Durante las citas de control de salud de rutina se registra el peso, la estatura; se revisan otros datos importantes sobre hábitos y pautas de crianza del niño. De igual forma, los controles de visión, salud oral y audición también hacen parte de estas consultas. Generalmente, el pediatra entrega las remisiones para estas especialidades.

BENEFICIOS DE LA CITA DE CONTROL:

Estas consultas de rutina se realizan incluso si el niño está sano, pues precisamente lo que se busca es prevenir y detectar alteraciones, factores de riesgo; conversar sobre las pautas de nutrición, crianza, cuidados y seguridad. También se realiza seguimiento del crecimiento y desarrollo, revisar logros y progresos en el aprendizaje; plantear inquietudes, revisar el esquema de vacunación y asesoría en lactancia materna.  

Los pediatras han notado una gran disminución en las visitas de control de pacientes debido a la pandemia. Esto significa que muchos niños no han recibido vacunas, exámenes físicos, evaluaciones y otra atención necesaria.
¡Si su niño esta retrasado con sus visitas de control, por favor acuda a su pediatra! Los consultorios de los pediatras están tomando medidas adicionales para proteger contra el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, por lo cual su visita será segura y mantendrá a su pequeño sano.