PROBIENESTAR TE CUENTA.

La hipertensión arterial es una de las enfermedades más comunes entre las personas mayores. Este grupo es también uno de los más susceptibles de tener COVID y manifestar sus formas más graves. Por lo tanto, es lógico que las estadísticas relacionen estas dos enfermedades, pero ¿significa esto que tener hipertensión favorece que la COVID sea más grave? Recientemente, se ha demostrado que sí.

Hasta ahora, era aún pronto para poder llegar a conclusiones, pero recientemente se ha publicado un estudio con datos de 150 hospitales que muestra que la hipertensión se asocia a un mayor riesgo de mortalidad por COVID19, independientemente del sexo y la edad de los pacientes, reduciéndose este riesgo en aquellos que estaban siendo tratados. El estudio analiza a más de 12.000 pacientes y, entre ellos, se observa que entre todos los que fallecen, un 50% tenía hipertensión. Además, para comprobar estas conclusiones, se compararon los resultados en pacientes con hipertensión respecto a los pacientes con una tensión normal.

Por otro lado, hay un aspecto de los tratamientos para la hipertensión que también es importante tener en cuenta. El receptor que usa el coronavirus para entrar dentro de las células es el mismo que el que utilizan determinados fármacos para la hipertensión. Por ello, se han planteado preguntas sobre la posibilidad de que estos tratamientos puedan ser beneficiosos o perjudiciales. Existe la hipótesis de que tomar estos fármacos podría aumentar la susceptibilidad de contagiarse de COVID-19 o de tener un peor pronóstico.  Sin embargo, los datos de los que se dispone hasta el momento nos indican que estos tratamientos incluso podrían disminuir el potencial de desarrollo del síndrome de dificultad respiratoria aguda o daño renal agudo, complicaciones habituales en pacientes con COVID-19.

En conclusión, hoy en día ya se ha confirmado que la hipertensión empeora el pronóstico de la COVID-19, aunque no se sabe todavía si algún tratamiento para la hipertensión es dañino o beneficioso para la evolución de la enfermedad. Es más, los tratamientos antihipertensivos deben mantenerse para garantizar un buen control de la presión arterial en base a la evidencia actual en este momento.

¡Acude a tus consultas de manera puntual y recuerda que con Probienestar obtienes beneficios todo el tiempo para ti y tu familia!