Trátalos rápidamente para detener la propagación y evitar problemas graves.

PROBIENESTAR TE CUENTA.

Hongo del pie de atleta

La picazón y ardor del pie de atleta es un enemigo común que acecha en los vestuarios, pero recuerda que puedes tener esta afección en el pie incluso si no has estado en un gimnasio. Se divide en dos infecciones distintas, siendo estas: una que afecta la piel de los pies, que es el clásico pie de atleta, y otra infección que afecta las uñas de los pies, llamadas uñas micóticas. Ambos son muy comunes porque exponerse al hongo que los causa es muy fácil por ende común.

El pie de atleta es una infección por hongos altamente contagiosa que forma parte de una familia más grande de infecciones por hongos, que afectan la piel y las uñas. Debido a que es un hongo, prevalece en el clima cálido y húmedo del vestuario, los baños y las duchas de los gimnasios. El pie de atleta se contrae por contacto directo con superficies contaminadas, más comúnmente dentro de estos espacios comunes compartidos, pero también se está gestando dentro de sus zapatos sudorosos y ajustados.

Los síntomas del pie de atleta incluyen una erupción escamosa con comezón en los pies y entre los dedos. Las uñas micóticas aparecen amarillentas, se vuelven gruesas, quebradizas y se separan del lecho ungueal. Esta situación es más que una simple vergüenza cosmética; para algunos, pueden convertirse en un problema de salud grave.

Si es diabético o tiene problemas inmunológicos, es importante controlar los problemas de hongos en los pies, porque las infecciones por hongos pueden provocar la rotura de la piel y provocar afecciones como celulitis o úlceras.

 

Probienestar te invita a visitar un dermatólogo para identificar el problema.

Los hongos en los pies no desaparecen por sí solos, si crees que tienes hongos en los pies o las uñas, consulta a tu dermatólogo. Hay varias pruebas que se pueden realizar para identificar exactamente lo que está sucediendo.

Es importante además tener en cuenta que existen otras enfermedades que pueden provocar cambios en las uñas, por ejemplo, algunos cánceres en pieles de células escamosas en el lecho ungueal e incluso melanomas, que tienen una decoloración pardusca o negruzca.

 

Recuerda… Cuidar tu salud, es nuestra prioridad.