PROBIENESTAR TE CUENTA.

A diario se encuentran disponibles nuevas tecnologías para mejorar el estado de salud de cada persona. Entre estos avances se encuentra la cámara hiperbárica ¿Sabes qué es y para qué es útil actualmente? La cámara hiperbárica es una terapia médica utilizada para una variedad de enfermedades y consiste en una cámara cerrada que suministra al organismo oxígeno 100% puro, con la finalidad de que se traslade por medio de la sangre y logre llegar a cada rincón del cuerpo. El número de sesiones requeridas para tener un efecto positivo es determinado por un profesional Médico, pues su requerimiento es personal para cada tipo de paciente con base en su evaluación y enfermedades presentes. 
 
En la cámara, al aumentar la oxigenación en todos los tejidos incluso aquellos dañados, el organismo se recupera más rápido de los efectos a corto, mediano y largo plazo del COVID.
La cámara hiperbárica tiene además efectos positivos contra la inflamación del organismo, lo que ayuda a disminuir las consecuencias causadas por el COVID 19.
Además estimula  la respuesta natural del organismo contra las infecciones llevando a una respuesta acelerada para combatir el virus.
Así mismo, favorece la desintoxicación  del cuerpo ayudando a eliminar del cuerpo humano el virus que produce el COVID 19.
 
Debemos tener en cuenta que además incrementa la energía de cada célula del cuerpo, llevando a que cada persona que usa la cámara se sentirá mucho mejor, en general, después de incluso pocas sesiones. Se usa en sesiones de aproximadamente 1 hora y se recomienda al menos 4 sesiones para lograr un resultado óptimo de la terapia.
 
Por otro lado, al estimular las células que producen colágeno y la cicatrización de heridas, el uso de la cámara hiperbárica resultará en curación veloz de procesos quirúrgicos y una mejor rehabilitación de lesiones de ligamentos, huesos, articulaciones y músculos.
Incluso aumenta el flujo  de sangre y  la  formación de nuevos vasos sanguíneos lo que lleva a una mejoría notable, no sólo en heridas, sino también en enfermedades del sistema nervioso como Alzheimer, Demencia senil entre otras. 
 
Adicionalmente y no menos importante, el uso de la cámara hiperbárica interviene en la regulación del estrés oxidativo, es decir, el estado resultante del ejercicio o actividad muscular elevada y la reduce de la fatiga muscular, por lo cual los aficionados al deporte y los atletas  usan la cámara hiperbárica con constancia, para mejorar la respuesta de sus cuerpos al ejercicio y tener mejor rendimiento, al igual que pacientes que han estado expuestos a la terapia de radiación.

Por último debemos resaltar que a través de Probienestar, nuestros usuarios tienen disponible una cámara de modelo panorámico  con visión  completa del exterior que ayuda a los pacientes con fobia a espacios cerrados y en quienes antes se contraindicaba el uso de este servicio. Así mismo, existen otra serie de contraindicaciones relativas que pueden ser manejadas como la la epilepsia no tratada, presencia de tapones en los oídos y algún medicamento que podríamos encontrar en la quimioterapia.